Experimentos de física y química para secundaria

Es cierto que existen diferentes tipos de técnicas que nos ayudan a comprender mejor nuevos conocimientos. Sucede por ejemplo con los idiomas, pero también con asignaturas como Física y Química. Además, tanto alumnos como profesores siempre intentamos buscar una vía rápida para asimilar mejor los conceptos.

Una de las mejores técnicas para ello es el llevar a la práctica todo lo que nos están enseñando. ¿Y si lo hacemos de una manera divertida? Te mostramos algunos experimentos de física y química para secundaria con los que aprender de manera dinámica e interactiva.

Índice

    Algunos experimentos de física y química para secundaria

    En todos y cada uno de estos experimentos se llevan a la práctica teorías y leyes que seguramente estén cursando los alumnos de secundaria. Aquí tienes algunos ejemplos que puedes realizar con objetos cotidianos y otros un poco más específicos con materiales de laboratorio.

    Volcán de lava

    El típico experimento del volcán de lava que a tantos nos entusiasma. Llena una botella de gua hasta un poco más de la mitad y añade dos cucharadas de bicarbonato con el colorante que prefieras. Ciérrala y, después de decorarla, abre el tapón y vierte en el interior medio vaso de vinagre.

    Puedes repetir la operación las veces que quieras. ¡Seguro que acabáis con toda la botella de vinagre!

    ¿Qué cae más deprisa?

    Este experimento lo podemos realizar con una moneda y un papel, una pluma y un martillo o dos objetos que contrasten en cuanto a su peso inicial a simple vista. Una manera original para explicar la gravedad y ver que todos los cuerpos, sin importar su peso, caen al mismo ritmo.

    Algo que no ocurre, por ejemplo, en la luna, donde no hay gravedad. Uno de los astronautas que pisaron el satélite demostró que una pluma y un martillo llegan al suelo simultáneamente.

    ¿Flota o se hunde?

    Utilizando también huevos que tengamos en casa, podemos ver de manera práctica cómo actúan las fuerzas de empuje y su propio peso. Necesitaremos 3 vasos grandes, un huevo, agua, sal y azúcar. ¿Qué pasará si el peso del huevo es mayor que el empuje del agua?

    En el primer vaso no pondremos sal, en el segundo un poco de azúcar y en el tercero bastante sal, que haya contraste. Si ponemos el huevo en el primer vaso, el huevo se hunde. En el segundo, quedará en medio aproximadamente. Por el contrario, en el vaso con mucha sal el huevo flotará.

     

    Disoluciones de aceite vegetal

    Seguro que alguna vez te has ensuciado con aceite. Ya sabemos que el agua no ayuda a quitar la mancha pero, ¿y en un compuesto orgánico? Para este experimento necesitaremos: 4 tubos de ensayo, agua, aceite vegetal, detergente en polvo, detergente líquido y esencia de trementina (aguarrás).

    Sin duda, una muy buena idea para ver con qué materiales podremos quitar la mancha y aprender sobre la materia y su constitución.

    ¿Cómo podemos saber si un huevo está cocido sin romper la cáscara?

    Un experimento práctica a la vez que educativo. ¿Alguna vez has dudado si ese huevo que tienes en la cocina está ya cocido o sigue crudo? Muy sencillo. Solo tienes que hacerlo girar sobre sí mismo y, si al dejar de girar queda de pie, quiere decir que el huevo está completamente sólido.

    La explicación es muy sencilla: si está cocido, la distribución de la masa interna seguirá intacta pero, si está crudo, la yema líquida la cambiará haciendo que el giro no sea uniforme.

    Construcción de una pila sencilla

    Veamos ahora un experimento un poco más elaborado para realizar en un laboratorio escolar.

    Necesitaremos: Limón, clips e hilo de cobre.

    Estiramos el clip y lo insertamos en el limón sin cortar junto con el hilo de cobre. Si nos lo ponemos en la lengua, veremos que sentimos un ligero cosquilleo. ¿Por qué sucede esto? Los hilos, la acidez del limón y la humedad de nuestra lengua forman un mini circuito eléctrico, ya que ambos líquidos son capaces de conducir corriente.

    Observación del crecimiento de cristales

    Siguiendo en la línea de experimentos de física y química para secundaria que se pueden realizar en un laboratorio, tenemos la explicación práctica de la unión entre átomos. Entre los materiales que necesitamos se encuentran un tubo de ensayo, cristalizador, agua y tiosulfato de sodio.

    Es muy fácil de realizar aunque debemos ser preciosos. Ponemos el tiosulfato de sodio a unos 3cm y añadimos un par de gotas de agua. Después, calentamos un poco hasta que se disuelva y dejamos enfriar en un cristalizador dejando que caiga un pequeño cristal de tiosulfato. Entonces veremos cómo los cristales empiezan a crecer extendiéndose por la mezcla.

    Burbujas inflamables

    Un poco más complicada en cuanto a elaboración pero muy práctica para comprender cómo funcionan los catalizadores. Vamos a necesitar agua oxigenada, una pila alcalina, una sierra pequeña, un palito de madera, un mechero y un vaso.

    Con ayuda de un adulto, cortamos la pila por la mitad para extraer de la carcasa exterior el dióxido de manganeso. Con un poco es suficiente. Ponemos agua oxigenada en un vaso y añadimos un poco de lo extraído en la pila. Vemos cómo se forman burbujas y espuma que asciende mientras se calienta el vaso.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir